(02) 328 5362 / 328 1396 Quito av. 6 de Diciembre N57-72 y Fray Leonardo Murialdo ventas@arkos.com.ec
Las tejas de policarbonato de ARKOS combinan propiedades térmicas, mecánicas y ópticas que brindan al usuario excelentes soluciones para una amplia gama de aplicaciones.

Filtración de radiación:

Las tejas de policarbonato transmiten la radiación selectivamente, formando un filtro total contra los rayos ultravioleta dañinos para los seres vivos, cultivos, muebles y otros elementos; mientras dejan pasar la mayor parte de la luz visible. Al bloquear completamente los rayos en la gama infrarroja lejana, las tejas impiden la perdida de calor en la noche.

Poco peso:

Son 3.5 veces más livianos que el acrílico y 8 veces más que el vidrio, esto hace que su transporte e instalación sea extremadamente sencilla.

Aislamiento térmico:

La conductividad térmica de las tejas de policarbonato es inferior a las láminas de vidrio y acrílico, por lo tanto pierden menos calor en invernaderos.

Flamabilidad:

Las tejas de policarbonato, son excelentes retardantes de combustión y se auto extinguen. Al quemarse no emiten gases tóxicos.

Flexibilidad:

Es lo suficientemente flexible para usarla en estructuras curvadas. Siempre y cuando el radio de curvatura sea el aconsejable.

Durabilidad:

La resistencia al granizo (impacto de alta velocidad) se conserva inalterada, lo mismo que las propiedades ópticas en términos de transmisión de luz y amarillamiento. Pruebas de envejecimiento acelerado demuestran que la expectativa de vida predecible es de 20 a 30 años. 

Desempeño:

Aseguran un desempeño óptimo en condiciones climáticas severas y externas. La gama de entre -30°C a +120°C, permitiendo un uso limitado en cualquier lugar del mundo.